FANDOM


Artículo del episodio: Gift Hoarse

Personajes

(Es temprano en la mañana y afuera todo está nevado. Sobre la presa hay un gran letrero que dice "Felíz Día del Árbol". Dag despierta y toma el calendario que está junto a su cama, el cual tiene marcado con rojo el 25 de Abril)

Dag: ¡Ay caramba, carambita, carambolas! ¡El Día del Árbol, la navidad de los castores en todo el mundo! Villancicos, nuez moscada, el festival del tronco, salta guardabosques y sus ocho camionetas 4x4 y la alegría de recibir regalos, si. Uh, digo, hacer, hacer regalos. (Se cuelga desde su cama y sacude a Norbert con los pies) ¡Oye Norby, hermanito! ¡Despierta! Arriba, arriba, arriba, arriba, arriba, arriba, vamos, abramos los regalos.

Norb: Mejor volvamos a dormir. (Dag baja de la cama)

Dag: (Le arrebata la cobija a Norb y trata de levantarlo) Podemos dormir después, hoy es el Día del Árbol, la navidad de los castores. Juguetes, regalos, diversión, emociones, ¡yupiii! Aquí vamos. Es el Día del Árbol, hurra hurra. (Sale de la habitación pero regresa al notar que Norbert vuelve a quedarse dormido. Daggett trata de levantarlo pero se le viene encima, entonces pone de pie y empieza a sacudirlo hasta que Norb se despierta)

Norb: Está bien, ¡está bien, ya basta! Estoy despierto.

Dag: ¡Fantástico! Vamos. La ra ra, es el Día del Árbol. ¡Vamos, a prisa! (Los dos castores salen de la habitación y van hacia el baño. Dag se limpia los dientes con un "lustrador de zapatos" y Norb se limpia las orejas con una totora. Afuera llega un camión de entregas. El costado dice "Correo exprés. Negocios a la carta". Alguien toca el timbre)

(Los castores bajan corriendo las escaleras hasta la puerta, hablando al mismo tiempo)

Norb: Yo abro. Yo voy. Yo voy. No, yo voy. No.
Dag: No, yo abro. No, es mi turno. No, yo voy. ¡No!

(Ya en la puerta, dándose de manasos)

Norb: Yo... voy. ¿Qué hay en la ensalada?

Dag: El maíz de abuelita.

(Dag deja que Norb abra la puera. Dos enormes regalos entran por la puerta)

Cartero: Aquí tienen, amiguitos, feliz Día del Árbol de parte de mamá y papá.

Dag: ¡Vaya!

Norb: Excelente.

(Dag corre hacia los regalos pero Norb lo detiene pisándole la cola)

Norb: Aguarda amigote, espera mi respetable carnal. Daggett, estoy muy sorprendido.

Dag: ¡Por qué! ¡Por qué! ¡Por qué!

Norb: La tradición familiar, mi olvidadizo pero apuesto amigo. Si, la tradición de la familia Castor, el castor más viejo abre su regalo primero.

Dag: Pero, Norbert, yo...

Norb: En vista de que soy cuatro minutos mayor que mi hermano favorito, un castor amoroso que en verdad cree en las tradiciones familiares...

Dag: Supongo... Claro, la tradición es... ya que soy un castor...

Norb: Gracias, querido hermano, gracias por mantener sagradas las creencias que hace que sienta orgullo de decir ¡soy un castor!

(Norb comienza a abrir su regalo, retirando la envoltura con mucho cuidado)

Dag: Al menos déjame ayudarte.

Norb: No no, este es el mío.

(Mientras Norb termina, Dag espera impaciente)

Norb: Ya lo logré. (La gran caja dice "Super tren eléctrico gigante") Vaya.

Dag: Ahora es mi turno. (Hace pedacitos la envoltura y levanta la caja pero todo lo que sale es una caja pequeña, la abre y saca un cartón aromatizante en forma de pino. Dag se queda atónito)

Norb: Vaya, Daggy, es un... gran regalo, quisiera uno así, ¿o no? Oye, ¿qué tal un cambio? Quédate con mi estupendo juego de tren y yo jugaré con tu, tu estupendo pino aromatizante. ¿Qué te parece?

Dag: ¿Por qué? Es lo que siempre había deseado.

Norb: Genial. Pensé que tal vez te gustaría más el tren.

Dag: No. Me quedaré con mi arbolito, te lo agradesco. (Se va)

(Un rato después, Norb está uniendo algunos rieles)

Norb: Cha cha cha cha puu, el tren va por la vía. Cha cha ch chchpuu, el tren se salió de la vía.

Dag: ¿Quién necesita un estúpido y genial juego de tren cuando se tiene un... pino de cartón con un ligero aroma.

(En la habitación, Dag sale disfrazado del Castor Musculoso)

Dag: ¡Alto, villano malo! (Le habla al espejo) Soy el Castor Musculoso con poderes secretos. Poderes tan secretos que ni siquiera yo sé cuáles son. Intenta escapar y enfrentarás la furia de mi más poderosa arma. (Saca el pino) ¡Observa el Pino-Rank y conoce el miedo! (Arroja el pino al aire y como bumerang regresa y le da un golpecito a Dag en la cabeza) ¡Ajá! ¿Te atreves a usar mi propia arma en mi contra? (Se tira al piso)

Norb: (Abre la puerta y se asoma) Dag, ven acá, tienes que ver esto. Mi tren viene con toda clase de cosas geniales.

Dag: (Aún en el suelo) ¿No puedes ver que estoy ocupado con mi arbolito?

Norb: Muy bien, cuando termines ven a ver. ¡Jamás tuve un juguete tan estupendo! Oye, qué bonito disfráz.

(Más tarde, Dag está jugando en la habitación con soldaditos)

Dag: Dispérsense, soldados, esto necesitará todo el armamento que tenemos. Es muy tarde, señor. Jamás podremos detener su reinado de terror. Un pino gigantesco, que además camina. ¡Ay qué horror! Y esa aroma a fresco y limpio. (Coloca el pino en la mesa) ¡Ahí está, soldados! ¡Fuego, fuego a discreción! (Un tanque le da al pino y lo derriba) ¡Mami, mami! (Entonces empieza a pegarle al pino con el tanque hasta que escucha el sonido de un tren y corre hasta la sala para encontrarla llena de vías, trenes y otras cosas del juego de Norb)

Norb: (Montado en un tren) ¡Vamos, Dag, sube! Te llevaré a dar la vuelta por la casa.

Dag: (Regresa corriendo a la habitación) Te detesto. (Está a punto de romper el pino cuando sale una nube de su cabeza y comienza a imaginarse a sí mismo dibujando un hoyo en el piso, poniendo algunos rieles hacia el hoyo y al tren cayendo (junto con Norb) y luego tirando el pino antes de borrar el hoyo, baila y dice "No más tren, no más chu chu, no más pino apestoso, eso no rima, no me importa, no más tren". Dag está rojo y sus orejas parecen cuernos)

(En la sala, Norb está armando una casita junto a las vías. Al fondo se ve Dag quien se tropiesa con un vagón)

Norb: ¿Dag, eres tú?

Dag: No... (cambiando la voz) No...

Norb: Ah bueno, sólo creí que estabas espiandome o algo parecido.

Dag: (Toma un hacha y cerca de un carril hace un agujero en el piso. Coloca un par de rieles por donde pasa un tren y se cae. Una grúa pasa por el carril sin que Dag lo note) Sin vía, sin tren, sin juguete... (La grúa toma a Dag de la cola y lo echa al hoyo)

(Norb está tirado en el piso viendo pasar los trenes)

Norb: Oye Daggy, ¿qué tal?

Dag: (Baila y canta un poco) ¡Con mi arbolito voy y muy contento estoy, con mi arbolito voy! (Sale corriendo)

Norb: A veces me preocupa su cabeza.

Dag: (Se acerca hacia un par de vías y coloca un riel para unir ambas) Señor tren de carga, conosca al tren de pasajeros... de frente. (No puede sacar los dedos de debajo del riel. Dos trenes se aproximan por cada una de las vías y antes de que choquen Dag alza la vía con las manos de manera que los trenes dejan de avanzar y se van para atrás. Pero Dag está parado sobre una intersección de varias otras vías y varios trenes chocan encima de él)

Norb: Dag, ¿estás bien?

Dag: (Saca la mano y truena los dedos para que Norb le pase el pinito) Fantástico.

Norb: Gracias por señalarme ese cruce peligroso, tendré que revisarlo más tarde. (Se aleja)

Dag: (Se levanta y los trenes salen volando) ¡Suficiente! ¡Es suficiente! (Corre al armario y regresa usando un traje suizo, lleva una cuerda con gancho y un serrucho. Se para frente a una de las vías que está muy elevada, como en una montaña rusa) De una vez por todas este tren se cancelará. (Se pone el serrucho en la boca para lanzar la cuerda. Mientras tanto, Norb está pintando una casita)

Norb: Ya, terminé. Es el mejor juguete que un castor podría tener. Oye Dag, ¿dónde estás? Ven a ver esto.

(Dag lanza la cuerda y engancha el vagón de un tren que iba pasando. El pequeño tren jala a Dag y lo lleva por toda la vía, mientras que va destrosando todo con el serrucho que lleva en la boca)

Norb: (Corre hacia Dag) ¡Alto, arruinas todo! ¡Oye...! (Se detiene) Suelta esa cuerda... (El tren pasa y Dag pasa a traer a Norb. El caos sigue un poco más hasta que el tren llega a donde se acaba la vía y cae mientras los castores quedan unos segundos en el aire)

Dag: Eso fue.. ¡de locura!

(Los dos caen sobre un montón de rieles rotos. El pinito cae suavemente frente a ellos)

Norb: Bueno, esta vez en verdad te pasaste de la raya. Sólo quiero saber por qué, Dag, ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?

Dag: ¿Cuál... "por qué" quieres que conteste primero?

Norb: ¡Escoge uno!

Dag: Bueno, fue sólo que yo... tú sabes, yo estaba... bueno, de acuerdo, estaba un poquitín...

Norb: Estabas...

Dag: ¡Está bien! Estaba celoso de tu estupendo juguete porque el mío es apestoso.

Norb: Dag, Dag, Dag. ¿No te ofrecí la oportunidad de jugar con mi tren?

Dag: Si.

Norb: Si, y aún así dejaste que tu orgullo te causara celos del juego de tu propio hermano.

Dag: Si.

Norb: Entonces ¡echaste todo a perder y ahora ninguno de los dos puede jugar con él!

Dag: Puedes quedarte con mi arbolito.

Norb: Eres muy amable, gracias. (Suena el timbre y Norb va a abrir la puerta)

Cartero: Lamento haber dejado sólamente el arbolito pero el regalo era tan grande que tuve que hacer dos viajes. Aquí tienes el control remoto, ¡que te diviertas!

Norb: (Sale con el control, hay un carro de control remoto gigante en la entrada) ¡Santo cielo! ¡Oye Dag, mira mi estupendo regalo nuevo!

(Daggett sonríe con maldad y sale otra vez la nubecita, pero el Dag imaginario le pega en la cabeza y le dice "Oye amigo, será mejor que ni se te ocurra")

Dag: Ah, rayos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.